Control de peso

El tratamiento para el control de peso opera bajo protocolos internacionales de atención y brinda consulta y tratamiento a pacientes con sobrepeso y obesidad además de programas educativos,  vigilancia y apoyo a largo plazo. Tratando a cada paciente con diferentes fórmulas de medicina China, Bariatria, microdosis y magnetoterapia dependiendo del porqué de la obesidad.

¿Qué es la obesidad?

Es una enfermedad crónica de origen multifactorial que se caracteriza por el exceso de grasa en el organismo y se determina cuando el índice de Masa Corporal en un adulto es mayor a 25 unidades.

Dado que se trata de una enfermedad crónica asociada a alteraciones metabólicas que predisponen al paciente a sufrir trastornos que deterioran gravemente su salud y tomando en cuenta que la obesidad no distingue edad, género, nivel socioeconómico, o situación geográfica, su tratamiento debe ser integral y aplicado por especialistas entre los que se encuentran médicos internistas, psicólogos, nutriólogos, acondicionadores físicos y cirujanos.

Tipos de obesidad
Existen dos tipos de obesidad: La obesidad androide (más frecuente en varones) localizada en la cara, cuello, tronco y parte superior del abdomen y la obesidad ginecoide (más frecuente en mujeres) localizada en abdomen inferior, caderas, nalgas y glúteos.

Sintomas
Los síntomas más frecuentes que causan el sobrepeso y la obesidad son: falta de sueño, alteraciones cutáneas, dificultad para respirar, dolor en articulaciones en general pero especialmente en caderas, rodillas y tobillos.

Factores que causan la obesidad
Existen diversos factores que causan la Obesidad:
– Genéticos: Aunque no se puede determinar con precisión, estudios recientes indican que la información genética influye hasta 33% en el peso del cuerpo.
– Socioeconómicos: Se ha comprobado que este factor influye fuertemente dado que grupos de personas en un nivel socioeconómico más alto pueden adaptarse mejor y cumplir con las exigencias sociales en cuanto a imagen se refiere.
– Psicológicos: El estrés y otros trastornos emocionales pueden influir en la forma de conducirnos y alterar los hábitos alimenticios.
– Físicos: La vida sedentaria disminuye la necesidad de ingesta calórica. La falta de actividad física o ejercicio generan que se consuman menos calorías y por ende se almacene el excedente en el tejido adiposo.
– Hormonales: la Diabetes, el síndrome de Cushing o la insuficiencia suprarrenal como trastornos metabólicos pueden causar obesidad.
– Cerebrales: Algunas lesiones cerebrales, especialmente del hipotálamo, pueden ocasionar la obesidad.
– Fármacos: La prednisona (corticosteroide), algunos antidepresivos y otros fármacos que se utilizan para curar trastornos psiquiátricos pueden causar diversos efectos secundarios incluyendo el aumento de peso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s